(+34) 96 363 54 86 info@instalacionesmorant.com
Seleccionar página

Compresores de pistón

Compresores de pistón

Un compresor de pistón o de tornillo -por mencionar algunos de los más comunes- funciona siguiendo el principio de la compresión por desplazamiento. Esto significa que, para comprimir el aire, estas máquinas encierran un determinado volumen de gas e incrementan su presión mediante el desplazamiento de una o más piezas móviles.
Un ejemplo cercano y sencillo de compresor de pistón es una bomba de bicicleta: el aire se introduce en un cilindro y es comprimido por un pistón que, en el este caso, es el propio usuario el que mueve. Cuando el aire alcanza la presión adecuada, se abre una válvula que libera el aire comprimido al interior del neumático. Enseguida veremos el proceso con más detenimiento.

Cuando la mayoría de las personas piensan en un compresor de aire probablemente tengan en mente un compresor de pistón. Son los más antiguos de los compresores industriales (¡no te pierdas nuestro viaje a través de la historia del aire comprimido!) y están disponibles en diferentes versiones: lubricados o exentos de aceite; simples o de doble efecto y con los cilindros en distintas configuraciones.

Características de los compresores de pistón

  • Cilindros y pistones. Los pistones son piezas formadas por un émbolo y un vástago que, al desplazarse dentro de un cilindro, reducen el volumen de un gas y aumentan su presió Y, a su vez, el movimiento del pistón se produce por la acción de un motor, una biela y un cigüeñal.
  • Simple o de doble efecto. Esta clasificación hace referencia a la manera en la que actúan los pistones. Mientras que en un compresor de efecto simple los pistones solo comprimen el aire cuando se desplazan en una dirección determinada (hacia abajo, por ejemplo), en un compresor de doble efecto el pistón actúa cuando se mueve en ambas direcciones.

GALERÍA DE IMÁGENES